¿Qué criterios definen a un trabajo como saludable?

Síguenos en las Redes

Mercedes Argaña *

Palabras clave: Trabajo saludable, entorno laboral saludable, trabajo decente

La centralidad del trabajo en nuestra vida social contemporánea es más que evidente. Cómo se organiza el trabajo hoy en medio de las profundas transformaciones en los modos de producir bienes y servicios y en la necesaria revisión de la relación histórica que se ha dado entre trabajo productivo y el reproductivo orienta muchas investigaciones que buscan tendencias, patrones emergentes y siguen generando preguntas sobre cómo será el trabajo en el futuro, sobre todo ahora con lo que la pandemia por COVID-19 ha precipitado.

Esta centralidad la podemos estudiar desde distintas perspectivas. En esta nota abordamos dos en particular, por un lado, estudiar la relación del trabajo con la salud de las personas y por otro, ubicar los criterios de salubridad laboral en un contexto más amplio, siguiendo el modelo de la OMS sobre entornos laborales saludables.

Trabajo y salud

Los investigadores han determinado una serie de criterios para definir el “trabajo saludable”[1], en estos se hace hincapié en la necesidad de que el trabajadora o trabajadora pueda: a) influir en su trabajo y controlarlo; b) comprender su contribución en un contexto más amplio; c) experimentar un sentimiento de pertenencia hacia la organización o proyecto en el cual trabaja; y d) desarrollar sus capacidades personales y aptitudes profesionales mediante un aprendizaje continuo. Todo esto hará posible que la persona se sienta satisfecha con su trabajo y lo valore positivamente.

Acorde con lo anterior, es importante mencionar que en el concepto de trabajo saludable está implícito el trabajo decente. Es decir, un trabajo decente y saludable es aquel que cuenta con una organización adecuada del trabajo (carga, intensidad, remuneración); que contempla la prevención de riesgos laborales (derivados de factores, cargas o condiciones físicas, ambientales, ergonómicas, psicosociales, entre otras); que favorece la participación de los trabajadores y trabajadoras, que con cuenta con seguridad social; inclusión, diversidad y equidad y garantía de respeto a los derechos laborales.

Es sabido que el trabajo es uno de los determinantes sociales de la salud por lo que todo lo que pueda hacerse desde los lugares de trabajo para prevenir las enfermedades ocupacionales y para promover la salud es muy importante.

Toda persona en edad laboral pasa una gran cantidad de horas trabajando, lo que hace durante esas horas, lo que come, qué tipo de relaciones interpersonales desarrolla, lo que atiende o desatiende, tiene consecuencias directas sobre su salud. El cuidado y la promoción de la salud, además de ser una obligación legal[2], forma parte de la responsabilidad social de toda empresa que se materializa en los programas y acciones que desarrolle para proteger, prevenir enfermedades y promover la salud laboral.

Entornos laborales saludables

El análisis de lo que hace saludable al trabajo no puede abstraerse de la organización en la que se produce el mismo. Al respecto, desde el 2010 la OMS ha puesto a disposición del ámbito empresarial un plan integral de buenas prácticas y herramientas para desarrollar lugares de trabajo saludables.

En esta guía se define que un lugar de trabajo saludable[3] es aquel en que trabajadores y directivos colaboran en el uso de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores, así como la sostenibilidad del lugar de trabajo, basándose en necesidades identificadas que consideran los siguientes aspectos:

  • La salud y seguridad en lo que respecta al entorno físico de trabajo.

El entorno físico del trabajo comprende las instalaciones laborales e incluye la estructura, el aire, máquinas, equipo, productos, sustancias químicas, materiales y procesos que están presentes o que ocurren en el lugar de trabajo, y que pueden afectar a la seguridad física o mental de los trabajadores o trabajadoras. Esto incluye la estación de teletrabajo que se establezca en los casos en que esta modalidad de trabajo sea la adoptada.

  • La salud, seguridad y el bienestar en relación con el entorno psicosocial de trabajo, incluyendo la organización del trabajo y la cultura organizacional.

El entorno psicosocial comprende dos grandes grupos de factores, por un lado, se encuentran los aspectos referidos a la organización del trabajo y la cultura organizacional: actitudes, valores, creencias y prácticas que inciden en la gestión laboral diaria y que pueden afectar el bienestar físico y mental de los trabajadores y trabajadoras. Por otro, las características y acciones individuales de los trabajadores y trabajadoras que desarrollan su actividad en la organización. Por lo tanto, deben considerarse tanto los aspectos psicosociales de tipo organizacional como los de índole individual, y la interacción que se produce entre los mismos.

  • Recursos personales de salud en el lugar de trabajo (apoyando y estimulando estilos de vida saludables)

Comprende las acciones que pueda desarrollar la organizar para empoderar a los trabajadores y trabajadoras en el cuidado de su salud, tomando conciencia de los factores que la afectan: inactividad física o sedentarismo, alimentación inadecuada, consumo de substancias nocivas, alteraciones del descanso, factores que afectan la salud mental, entre otros.

  • Participación en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y miembros de la comunidad.

Abarca lo que pueda hacerse más allá de las murallas de las empresas, como, por ejemplo: brindar servicios de salud a las familias de los trabajadores/as; establecer políticas de igualdad de género; certificarse como empresa libre de violencia[4] con enfoque comunitario; controlar los aspectos ambientales que sean relevantes.

* Especialista en Entornos Laborales Saludables.

[1] Frankenhaeuser y Johansson 1986; Karasek y Theorell 1990.
[2] Ley Nº 5804/2017 que establece el Sistema Nacional de Prevención de Riesgos Laborales.
[3] Lee más sobre las 5 Claves para crear Lugares de Trabajo Saludables: No hay Riqueza en los Negocios sin Salud para los Trabajadores en:  https://www.who.int/occupational_health/5keys_healthy_workplaces_spanish.pdf?ua=1
[4] https://www.giz.de/en/worldwide/60123.html

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba